La Fundación Urbanismo Social es una organización sin fines de lucro creada hace siete años por un grupo de jóvenes profesionales interesados en que las personas se sientan felices y orgullosas de vivir en el lugar que habitan.

 

Partimos trabajando proyectos de vivienda social de calidad, luego, decidimos quedarnos en los nuevos barrios para prevenir su deterioro, mediante el fortalecimiento del capital social de sus comunidades y, más tarde, nos abrimos paso a territorios más amplios.

 

Así, hoy contamos con tres áreas de trabajo, Gestión Vivienda, Gestión Barrios y Gestión RSE que tienen en común un modelo de trabajo centrado en las personas como agentes protagónicos de la prevención del deterioro y, en consecuencia, de la sustentabilidad de barrios y espacios urbanos.

 

Esta es nuestra visión. Creemos que no basta con diseñar y construir barrios y espacios urbanos de calidad. Necesitamos invertir en las personas, instalando capacidades para generar un proceso dinámico de mejora permanente del entorno y la calidad de vida, lo que permite a las comunidades avanzar participativamente hacia la autonomía, la integración y el fortalecimiento de la identidad.

 

Etapas modelo de trabajo en barrios

 

esquema_modelo_u_social

 

Creemos en hacer las cosas bien desde el principio y que la entrega de una vivienda no es la meta sino parte del proceso de construcción de barrios donde las personas se sientan felices de vivir. Por eso, apostamos a seguir trabajando con las familias de los nuevos barrios una vez entregadas las viviendas, convencidos de que es una medida preventiva, que potencia la inversión económica y social instalada en las etapas previas y fundamental para el desarrollo participativo del barrio.

 

ETAPA 1: ACCESO A LA VIVIENDA

 

Desarrollamos solo barrios de vivienda social bien localizados – para favorecer la integración urbana y social-, con diseños de calidad – que otorguen plusvalía en el tiempo-, e incorporamos a las familias como protagonistas del proceso de construcción.

 

ETAPA 2: CONSTRUCCIÓN DE LA VIVIENDA

 

Las familias se vinculan con la oficina de arquitectura, la constructora, otras entidades públicas y privadas pertinentes y las redes locales. Participan en reuniones de obras, visitas a terreno y a la casa piloto, desarrollan participativamente el Reglamento de Copropiedad y definen su modelo de elección de vivienda. Comienzan a construir su  proceso de organización comunitaria.

 

ETAPA 3: INSTALACIÓN EN LA VIVIENDA Y BARRIO

 

Una vez entregadas las viviendas contribuimos a una adecuada instalación de las familias en el barrio, apoyando el proceso de post venta, mantención y ampliación de las viviendas, de vinculación con las redes locales y de organización comunitaria. En este periodo las familias están acostumbrándose a su nueva vivienda y vecinos, por lo tanto, constituye una etapa de ajuste antes de iniciar el desarrollo del barrio.

 

ETAPA 4: CREACIÓN DEL PLAN MAESTRO

 

Trabajamos en el en base a la construcción y ejecución conjunta de un Plan Maestro de desarrollo para el barrio, basado en las necesidades físicas y sociales de la comunidad. En este periodo las personas “aprenden haciendo” y avanzan hacia la autonomía como comunidad.

 

ETAPA 5: DESARROLLO DEL PLAN MAESTRO

 

La última etapa constituye la instalación del Plan Maestro desarrollado participativamente y termina cuando la comunidad de vecinos cuenta con las capacidades para seguir desarrollándose autónomamente con identidad e integración al entorno.